Pascua Florida

Durante toda la cuaresma hemos estado buscando la manera de preparar nuestra tierra para que llegue la primavera y se llene de flores de colores. Lo hemos hecho en lo secreto, en silencio, con una tarea semanal. Cada semana durante lo secretolos cuarenta días íbamos dejando atrás muchas de las cosas que no nos dejan dar buenos frutos, para ello hemos entrenado el acompañar, el servir, bote secretoel compartir, el pedir… y todo ello en lo secreto, donde uno se conoce a si mismo y se pone frente a Dios para que sea Él quien juzgue, quien ame. Ha sido una gran experiencia que cada viernes teníamos que revisar, que valorar.

Llegó la Pascua y algo ha pasado en nuestra vida… llegó la Vida, llego la Luz, llego la Palabra y nuestra tierra sazonada de novedad, preparada y dispuesta para dar fruto ha dado fruto. Cristo ha resucitado y la Pascua Florida ha traído sus frutos. Las clases al llegar de vacaciones tenían una planta en el ‘bote de lo secreto’, es pequeña pero solo hay que regarla, cuidarla, abonarla… para que crezca, para que sea ‘tan grande como la del grano de mostaza’. Ha sido toda una sorpresa.

 

bote