Lema anual

Cada año los coordinadores de pastoral de los dos centros se reúnen para evaluar como ha ido el curso y recalcular el rumbo para el siguiente. En este proceso de planificación se escogen los objetivos más adecuados a trabajar y  un lema que ayude a tenerlos presentes durante todo el año.

Para este curso 2017-2018, queríamos seguir teniendo en cuenta las emociones (Un Dios cercano que se emociona con nosotros) y los gestos (todos los gestos que tiene Dios con nosotros y todos nuestros gestos que hablan de Dios).

Además consideramos importante seguir trabajando la identidad Carmelita, cuidar de nuestras celebraciones y aprender técnicas para el acompañamiento.

 

Con este horizonte establecimos como objetivos para el curso 2017-2018:

 

  1. Orientar a la paz, la convivencia fraterna, la sencillez, la entrega, la comunicación entre las personas y los pueblos, con un espíritu abierto, dialogante, flexible, ajeno a toda forma de violencia y a toda actitud individualista y de competencia.
  2. Presentar un Dios cercano a nosotros con el que me relaciono no sólo a través de la oración sino también a través de los demás. “Lo que hicisteis a uno de estos más pequeños me lo hicisteis a mi”. Dios se hace presente a través de mi prójimo, en “el Otro” habita Dios.
  3. Desarrollar una actitud de escucha para aprender a escucharME y saber que me pasa, a escucharLE y saber que quiere Dios de mí y a escucharLOS a los que me rodean para poder ser un apoyo en su crecimiento personal.